Datos personales

Mi foto

Asunción Belarte (Valencia, 1976),  licenciada en Psicología y escritora. Actualmente, vive en Valencia, donde se dedica a la coordinación y moderación de concursos literarios en la web de ZonaEreader.com y desde el año 2007, ha estado desarrollando su carrera como escritora profesional.

miércoles, 22 de enero de 2014

"El joven Moriarty y la planta carnívora" de Sofía Rhei





Hola a todos, de nuevo. 

Recientemente, he tenido el enorme placer de leer esta novela titulada "El joven Moriarty y la planta carnívora". Y digo recientemente porque hace una hora exactamente terminé su lectura. Considero de interés mi apreciación a esta genial obra de Sofía Rhei, no solo porque conocí a su autora en persona, sino porque me ha enseñado sus técnicas de escritura; todo un lujo. 


"El joven Moriarty, de Sofía Rhei, está entre lo mejor y más original de la literatura infantil. Una lectura perfecta para niños inteligentes, un cóctel de fantasía, humor, aventura y un delicioso toque de excentricidad."                                                      
                                          César Mallorquí, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2013


Sinopsis argumental:

Londres es una ciudad llena de maravillas y de misterios, especialmente para quien no deja de buscarse problemas allá donde va. Y eso que parecía que iban a ser unas vacaciones tranquilas... Sin embargo, nada más llegar; el pequeño James Moriarty y su irritante hermana Arabella se enfrentan a una peculiar competición para conseguir un jugoso pellizco de la herencia de su tía Charity.
Y después hay un pequeño "accidente" en el Museo Británico, un niño que toca el violín sospechosamente bien, una araña gigante, un importante pintor que se convierte en cómplice, un edificio con un siniestro pasado, un inventor de incógnito, la planta carnívora más grande del mundo, un joven irlandés obsesionado con los colmillos, y una selva tropical en pleno Londres en la que nadie está a salvo.
El bueno de John Watson no gana para sustos. Solo hay una manera de saber quién ganará la apuesta, qué pasará con el diario secreto del tío Theodosius, qué hace en Londres un francés llamado Jules Verne, o de quién es el fantasma que dicen que hay en la casa de tía Charity: leyendo la segunda parte de las aventuras del pequeño James Moriarty.



Sofía Rhei es autora de la serie de humor infantil Krippys, bajo el seudónimo de Cronelius Krippa, del libro de relatos Cuentos y leyendas de objetos mágicos y de las novelas juveniles Flores de Sombra y Savia negra (Alfaguara).


                           Crítica literaria de Eredine

Lectura muy agradable, divertida, amena y educativa. He creído entender que ese ha sido el propósito de la autora.

Seguir las aventuras del joven Moriarty me ha resultado como una bocanada de aire fresco. Proporciona el entusiasmo y la imaginación necesaria para encandilar a los niños y no tan niños. Su argumento sigue su estructura lineal, sin sobresaltos, excepto hacia el final cuando llegamos al cierre de varias tramas abiertas durante el hilo argumental. La simplicidad de su lenguaje es elegante y sutilmente formal, propiamente de la época a la que hace referencia el contexto histórico situado por la autora (la Inglaterra victoriana) por lo que hay bastantes datos muy bien estudiados y colocados con verdadero conocimiento. Los personajes, así como sus relaciones están muy bien establecidos creando una armonía y una anticipación de sus movimientos prudentemente desarrollados para el intelecto de los niños mayores de doces años. Además, contiene pasajes con ilustraciones de Alfonso Rodríguez Barrera de un estilo a mi parecer  siniestro para crear esa atmósfera entorno al personaje principal y sus triquiñuelas.
La extensión de la historia narrada en quince capítulos es intensa y suficientemente tratada para crear mucho más interés en una continuación, pues se trata de una saga que da para un desarrollo más creativo e imaginativo.

 En definitiva, Sofía Rhei tiene mucho que contarnos sobre el joven Moriarty. Es capaz de despertar la curiosa necesidad de conocer más de cerca a este personaje, cómo era en su juventud, cuáles eran sus inquietudes, cómo se relacionaba con su familia y con el resto de personajes secundarios, porqué fue la figura antagónica por excelencia de Sherlock Holmes sólo con el simple hecho de dejarnos llevar a través de esta saga con su lectura y, por supuesto, de disfrutar con su inagotable fuente inspiradora: su imaginación.

No hay comentarios: